El partido de llerena a finales del XVIII

El partido de llerena a finales del XVIII

sábado, 21 de noviembre de 2015

HIGUERA DE LLERENA DURANTE LA DICTADURA DEL GENERAL PRIMO DE RIVERA


 

        Especialmente nos centramos en el bienio 1928-29, cuando, entre otros asuntos, se intentó cambiar el nombre de HIGUERA DE LLERENA por el de MARÍA CRISTINA, desentendiéndose de su ancestral historia y rindiendo honores al monarca reinante, Alfonso XIII, y a su madre, la ex reina María Cristina de Borbón Habsburgo-Lorena, viuda de Alfonso XII.

De 1928 hemos recogido algunas noticias de importancia que afectaron a la villa, gracias a la campaña publicitaria desarrollada por la Dictadura de Primo de Rivera, ya por aquellas fechas en horas bajas. En efecto, entre 1923 y principios de 1930, al régimen político que administraba España suele conocerse por el nombre de Directorio Militar, o Dictadura del general Primo de Rivera, tras el golpe militar llevado a cabo por este general el 13 de septiembre de 1923.

Tras el citado golpe, quedó en suspenso la Constitución vigente, el Parlamento y los partidos políticos, medidas que se complementaron con una ley de imprenta muy restrictiva. Y bajo estas circunstancias, el directorio militar y la monarquía constitucionalista reinante cohabitaban en una entente cordial, preludio de la segunda república.

Al amparo de este régimen surgió una especie de asociación o partido político único, la Unión Patriótica, que administraba una buena parte de los ayuntamientos extremeños, como el de Higuera de Llerena.

La administración encabezada por Primo de Rivera estaba ya muy cuestionada en 1928, lanzando la Unión Patriótica una campaña publicitaria inusual hasta entonces, como la insertada sobre Higuera, resaltando los logros y avances del Directorio. Esta circunstancia nos permite  acceder a interesantes datos y fotografías de la época (de escasa calidad, pero valiosas, por testimoniales), como las tomadas del periódico Correo Extremeño, edición del 13 de septiembre de 1928.
 



        Las escuelas, según recogemos del “Nuevo Día de Cáceres”, edición del 6 de septiembre de 1927, fueron solemnemente inauguradas el día anterior.

       


De 1929 tenemos otras noticias no menos interesantes. Así, hemos podido comprobar cómo el día 11 de marzo tuvo lugar una sesión extraordinaria del Ayuntamiento pleno de Higuera de Llerena, bajo la presidencia de su alcalde, don Francisco León Mérida (el del retrato). Asistieron, aparte del secretario (Antonio Aparcero León), sus seis concejales (AMHLl, Libro de Actas Capitulares de 1929, fol. 65).

El punto principal del orden del día se refería a la conveniencia de cambiar el nombre del pueblo, alegando que con frecuencia solía confundirse con el próximo de Higuera de la Serena…, argumento que se nos antoja endeble.  Proponía el citado alcalde sustituirlo por el de MARÍA CRISTINA, en honor de la madre de Alfonso XIII, el complicado monarca de triste recuerdo, que incendió el país y fue el primero en abandonarlo.



Para ello, alegaba:

-         Primero,  porque con ello se perpetuaba la memoria de una reina piadosa y cristiana, modelo de madre y esposa, que en años aciagos para la Patria supo llevar las riendas, atendiendo al mismo tiempo a la cultura y enseñanza de sus hijos.

-         Segundo, porque como saben los señores concejales la proximidad del pueblo con el de Higuera de la Serena, origina muchas confusiones en la correspondencia…

Los concejales aprobaron por unanimidad la propuesta del alcalde, felicitándole por su acertada iniciativa y tomando el acuerdo de que el expediente de la propuesta de cambio de nombre para el pueblo… sea remitido a la superioridad por conducto del Excmo. Sr. Gobernador Civil d la Provincia, por si tiene a bien darle el curso correspondiente y que, así mismo, se telegrafíe al Excmo. Sr. Mayordomo de Palacio para que lo ponga en conocimiento de S. M. el Rey, como prueba de adhesión y respeto.

        El alcalde, Paco León para los amigos, supo sacarle rentabilidad a la campaña publicitaria que la Dictadura llevada a cabo mediante el Correo Extremeño, periódico utilizado en Extremadura como órgano de expresión y propaganda del régimen dictatorial y su partido único, la Unión Patriótica, partido en el que se encuadraban la práctica totalidad de los alcalde de esta región. Así, en la edición correspondiente al 29 de abril de 1929, se insertó el siguiente artículo propagandístico:

       


Hasta el 7 de mayo siguiente no se volvió a tratar sobre este asunto en sesiones plenarias (AMHLl, Libro de Actas Capitulares de 1929, fol. 69 vto.) En este caso se recogía escuetamente la negativa de la superioridad a tal cambio, indicando que el expediente había sido devuelto por la Dirección General de la Administración, negativa también publicada en el BOP de Badajoz, argumentando lo posteriormente recogido en el Boletín de la Real Sociedad de Geografía, (tomo LXXI, 1931, pág. 273):

       
 


        Pero Paco León no desistió en su devoción por doña María Cristina, proponiendo levantarle un monumento en Higuera de Llerena, según se recoge en otro artículo propagandístico publicado en el Correo Extremeño.




 

 

 

No hay comentarios:

.